18 jun. 2012

Jenni Rivera vuelve a triunfar en Guadalajara


Jenni Rivera @JenniRivera se tuvo que tomar unos segundos para digerir, en silencio y con una sonrisa imborrable, ante 12 mil tapatíos estaba, ante cuántos fanáticos debía rendir cuentas, en una noche de baile, recuerdos, diversión y despecho, en el que se especializa la cantante.
Y luego de una introducción de 10 canciones, se comprometió. “No se si vayan a tener paciencia esta noche, pero vamos cantar… Porque ya saben que yo no me les rajo”, e insistió en tener aguante hasta en los genes, “mi papá es de Jalisco y él presume mucho que la gente de aquí no se raja, ¡y su hija así es!”.
El griterío se intensificó y la fiesta, continúo.
Con el pretexto de la promoción de su último disco, Joyas prestadas, la Diva de la bandavisitó por tercer año consecutivo el Auditorio Telmex de la Ciudad de Guadalajara y esta vez dejó a algunos sin lugar para presenciar su concierto, que estuvo abarrotado por 12 mil personas, entre las que destacaron grupos de mujeres. adictas a sus caciones
Y es que el repertorio de Rivera incluyó desde aquellas canciones que motivan a las féminas sin pareja, pasando por las que repudian al infiel y hasta aquellos cortes que incitan al coqueteo.
Entrada en calor, la señora se contoneó para deleite de sus fans, quienes la ovacionaron de inicio a fin del espectáculo, gesto que agradeció.
“Me hacen sentir especial, querida y muy pero muy bendecida por Dios, gracias a todos. Pensando y sabiendo que cada uno de ustedes podrían estar en cualquier otro lugar y decidieron estar conmigo, decidimos hacer una presentación inolvidable”, les dijo.
Mientras cantaba a toda voz canciones de todas sus producciones discográficas, Jenni complació a los fans interactuando con ellos y hasta bromeando con intercambiar sus parejas. “Yo no sé por qué a mí me tocaron esas fanáticas tan locas, no sé por qué si yo soy tan seria, tan reservada, no tomo, no peleo, pero yo acepto lo que Dios me da -vaciló y corrigió después- yo me descompuse en una visita a Guadalajara, yo no soy así”, cerrando con una sonrisa burlona y cambiando el repertorio por las rancheras.